jueves, 5 de febrero de 2015

Luchadores

Despierta.

Levántate.

Lávate la cara.

Desayuna. Hoy necesitas más fuerzas que ayer.

Báñate.

Medita bajo el agua.

Sécate.

Lávate los dientes.

(Sobre) Vive.

Ríe, habla, observa.

Come hasta que ya no te suene la tripa.

Lávate de nuevo.

Quítate lo malo del día.

Cámbiate.

Toma un vaso de agua. O dos.

Cierra las cortinas y la puerta, si así lo prefieres.

Apaga el celular.

Échate y cierra los ojos.

Nota el silencio. Disfrútalo.

Nota tu corazón. Escúchalo. 

Aún late. Aún lucha.

Lo lograste, a pesar de todo.

Lograste sobrevivir otro día.

Puedes hacerlo un día más.



Vamos; lo estás haciendo bien.


Dedicado a todos los luchadores



*inspirado en un texto de Charlotte Eriksson

8 comentarios:

  1. Retroceder nunca, rendirse jamás recargado! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Es una buena manera de resumirlo :P

      Eliminar
  2. Recuerda

    Revive

    Se feliz

    :) un abrazo al-e (pronuncialo como wall-e)

    ResponderEliminar
  3. Desubicada... sabes? he pasado por momentos muy difíciles últimamente. ¿Quién no? Todos tenemos problemas... yo consideraba al mío uno muy grande ... pensé que no sobreviviría... leer lo que escribiste... me hizo sentir viva de nuevo... Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicitaciones, Mariann: ¡eres una luchadora! Poco a poco, sin que te des cuenta, volverás a estar bien :)

      Un abrazo y gracias por leer <3

      Eliminar
  4. Tu post me ha llenado de esperanza. Gracias ale! =)

    ResponderEliminar