jueves, 19 de junio de 2014

Los años maravillosos

Nos crecen las tetas.
Se nos para más.
Engordamos.
Somos más amargados.
Nos estresamos más.
Aumentan las responsabilidades.
Somos más independientes.
Nos rompen el corazón.
Nos jorobamos más.
La cagamos más.
Somos más serios.
Nos invade la flojera.
Nos enamoramos.
Nos enfermamos.
Nos emborrachamos.
Perdemos la conciencia.
Perdemos amistades.
Nos llenamos de matrimonios y bautizos.
Conocemos la cruda realidad.
Dormimos menos.
Se nos acaba la plata rápido. O sentimos que nunca la tenemos.
Nos drogamos.
Nos descuidamos.
Cambiamos de estilo.
Nos pintamos el pelo.
Nos salen arrugas.
Luchamos.
Nos sacrificamos.
Usamos máscaras.
Reímos hasta llorar.
Lloramos hasta reír.
Disimulamos.
Pretendemos.
Morimos.
Revivimos.

Pero también bailamos sobre la lluvia.
Nos creemos cantantes en la ducha y al volante.
Dejamos lo que estamos haciendo para reventar burbujas de plástico.
Contestamos el teléfono de juguete cuando un critter nos llama.
Disfrutamos viendo los dibujos de nuestra época.
Nos ponemos a bailar sin darnos cuenta.
Logramos cosas con nuestro esfuerzo.
Disfrutamos del sexo.
Hacemos lo que queremos.
Viajamos por nuestra cuenta.
Seguimos cometiendo errores.
Nos cuidamos.
Nos descuidamos.

Pero qué bueno que aún seguimos siendo los mismos.
Mamina y Paparmando

 Armandi
 Armandi y Bruno
Cheli

 Los seis hermanos
Magali

Mamina

Mamá
Paulo