miércoles, 18 de septiembre de 2013

Las Chichis de Peralta

De pequeña me gustaba el entretenimiento y hacer algo para escuchar los futuros aplausos.

Me gustaba, por ejemplo, aprovechar los viernes de la Mamina para cantarle a la familia la última canción enseñada en el nido o en Kindergarten.

Pero también me gustaba bailar, aunque sé que no lo hacía bien (hasta ahora tampoco). Me fascinaba aprovechar un cumpleaños o almuerzo para bailar la canción del momento y personificar al artista.

Eso fue lo que hicimos (mi hermana, mi prima y yo) para el cumpleaños de mi padrino en el '99.

Elegimos una canción que nos encantaba en esa época: La Ciguapa de Chichi Peralta y mamá nos ayudó a armar pelucas parecidas a las de las bailarinas.

El día del cumpleaños, todo estaba listo para nuestra presentación (hasta un discurso, por insistencia de mamá), pero papá nos mencionó que no podíamos salir a bailar si un nombre artístico. Ante nuestra falta de creatividad, papá pensó –según él– en el nombre perfecto: Las Chichis de Peralta.

En ese momento me parecía chistoso el nombre, pero no lo entendía. Hoy lo entiendo perfectamente.


Gracias, papá.





7 comentarios:

  1. QUE BUENA!!!! las chichis de peralta!! jajaja
    Muy buen post!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi papá y su creatividad, jajaja. Gracias :D

      Eliminar
  2. Yo también me alucinaba artista de chibola :) Qué épico el nombre jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acuerdo que yo quería ser como Britney Spears, jajaja. Sí! Lo máximo :P

      Eliminar
  3. jajajaja me meooooo de la risa :) <3

    ResponderEliminar