domingo, 18 de noviembre de 2012

El amor


Se conocieron de la manera no convencional, pero no diré cuál.

Ella estudiaba comunicaciones; él estudiaba administración. Ella quería encontrar a alguien. Él necesitaba encontrar a alguien. Ella estaba confundida y atrapada en una coraza, pero él estaba determinado a atacarla.

Comenzaron a hablar seguido hasta conocerse. Luego comenzaron a verse para comprenderse.

Iban a comer juntos, a conocer nuevos puntos limeños (y los antiguos también) y a besarse por ahí.

Poco a poco fue ocurriendo lo inevitable: cada uno pensaba más en el otro, se imaginaban la vida con él/ella, ponían sus prioridades antes que las propias, sentían huevaditas en el estómago, se extrañaban si no se tenían cerca y anhelaban el día en que se volvieran a ver.

Y lo obvio no se hizo esperar, porque la maldita incógnita “¿qué somos?” los comenzó a atacar.

Sin embargo, pasado un buen tiempo, se dieron cuenta de que no tenían que decirlo, porque todo había caído solo en su lugar.

Supongo que así es el amor.

21 comentarios:

  1. No dejes que la incógnita del qué somos rompa el "somos algo mejor que lo que la sociedad está acostumbrada a ser y eso no tiene nombre" sé feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso <3 Ahora soy feliz con él :)

      Eliminar
    2. Creo que esa debería ser la principal misión en nuestras vidas.

      Eliminar
  2. Esa es, la gente se olvida con tanto dinero y estupidez televisada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por el consumismo. El consumismo los consume.

      Eliminar
  3. Así es, exactamente.
    Y sabrás que amas de verdad cuando no encuentres razones objetivas para que tal sentimiento sea tan profundo.
    (y por el post leido, creo que asi fue)

    ResponderEliminar
  4. Excelente post. Lo importante y esencial es que te encuentres bien. Felicidades nuevamente Desubicada y qué viva el amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho ¡Que viva! Espero que escribas en el futuro mas post como este.

      Eliminar
  5. Pero no estaaan malo saber que son realmente, la cosa es estar bien.
    Que te vaya genial!a

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sí. De hecho es necesario hacerlo en algún momento, jaja. Pero es genial cuando las palabras sobran. ¡Gracias! :)

      Eliminar
  6. No sería paja que ahí acabe la historia?

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo contigo , lo inexplicable a veces es mejor que deducir que ocurre exactamente , Me gusta como escribes , saludos desde SanMiguel ;)

    ResponderEliminar
  8. Me encanta cuando dices "huevaditas en el estómago", jajaja. Bonito post, es tierno y no llega a ser cursi. Saludos.

    ResponderEliminar